Qué son las cohortes

Una cohorte es un grupo de personas o usuarios que comparten una característica o experiencia común y son estudiados en conjunto en investigaciones o análisis.

Si diseñas o trabajas en entornos digitales es probable que en algún momento te topes con el término “cohorte”. Puede que lo conozcas, te suene algo o no tengas ni idea, pero debes quedarte con que:

El término «cohorte» se utiliza para describir grupos de personas que comparten alguna característica común y que pueden ser estudiados o analizados en conjunto para comprender mejor ciertos fenómenos o comportamientos.

Básicamente una cohorte es como se le llama a una agrupación de datos, usuarios o eventos que tienen algo en común en un periodo de tiempo determinado. Y un análisis de cohortes es simplemente un análisis de varias cohortes diferentes (es decir, grupos de clientes y usuarios) para comprender mejor los comportamientos, patrones y tendencias.

¿Para que sirve analizar y entender las cohortes?

Si te dedicas a diseñar o a crear productos digitales en fases inciales puede que te de igual, pero con el tiempo y el avance un proyecto empiezas a generar tráfico y con ellos aparecen los usuarios y sus consiguientes datos(datos naturales de la propia interacción con un entorno digital, sin ningún mal fin, meramente que si se miden, pues existen).

Entonces descubres que entender para que existen y que sirven comprendes que visualizar y analizar cohortes pueede permitir entender y diseñar soluciones para esos mismos usuarios. Entender y aplicar la información que ofrece una gráfica de cohortes nos permite:

  1. Personalizar la experiencia del usuario: Al comprender las características y necesidades de diferentes cohortes de usuarios, se puede personalizar la experiencia para satisfacer sus necesidades específicas. Esto implica adaptar la interfaz, el contenido y las funcionalidades de un producto o servicio digital para brindar una experiencia más relevante y atractiva para cada grupo de usuarios..
  2. Mejorar la usabilidad y la experiencia general: A través de identificar patrones de comportamiento y planteando resolver los problemas comunes para conseguir hacer la experiencia más fácil y satisfactoria para el usuario final.
  3. Crear estrategias de marketing efectivas: Se puede segmentar y adaptar las estrategias de marketing según las características y preferencias de cada grupo de usuarios. Al conocer las características demográficas, los comportamientos de compra y las preferencias de cada cohorte, es posible personalizar los mensajes, los canales de comunicación y las estrategias de adquisición y retención de clientes para maximizar los resultados.
  4. Tomar de decisiones informadas: Utilizar datos concretos obtenidos de las cohortes permite respaldar decisiones en el desarrollo de productos y mejoras en los diseños de producto y UX.
  5. Evaluar el impacto y retorno de la inversión: Al seguir y analizar las cohortes a lo largo del tiempo, es posible evaluar el impacto de las mejoras implementadas en la experiencia del usuario. Esto ayuda a comprender el retorno de inversión y la efectividad de los esfuerzos de diseño y desarrollo, lo que a su vez permite realizar ajustes y mejoras continuas.

Tipos de cohortes

Existen varios tipos de cohortes que pueden ser relevantes en el diseño de UX:

  1. Cohortes demográficas: Estas cohortes se definen según características como edad, género, ubicación geográfica, nivel educativo, entre otros. Permiten comprender cómo diferentes grupos demográficos interactúan con un producto o servicio digital, y adaptar la experiencia para satisfacer sus necesidades específicas.
  2. Cohortes de adquisición y uso: Se trata de agrupaciones separadas según el momento en que os usuarios se apuntaron al producto. Por lo general, las similitudes en las características de estos usuarios brindan la posibilidad de evaluar las tasas de retención y abandono durante un intervalo de tiempo concreto.
  3. Cohortes de comportamiento: Los behavorial cohorts se crean según los patrones de comportamiento de los usuarios. Por ejemplo, se pueden identificar cohortes de usuarios frecuentes, usuarios ocasionales o usuarios que abandonan el proceso de compra. Esto ayuda a comprender las motivaciones y barreras que influyen en el comportamiento del usuario, y optimizar el diseño para mejorar la retención y la conversión.

Datos que nos ofrece un análisis de cohortes

Las cohortes ofrecen una gran cantidad de datos que son relevantes para el diseño de UX. Al analizar cohortes, podemo obtener información sobre cómo los usuarios interactúan con un producto o servicio en diferentes etapas de su ciclo de vida. Esto incluye datos como patrones de comportamiento, preferencias de navegación, puntos de entrada y salida, problemas comunes y niveles de satisfacción.

Ejemplo de una cohorte

Ante una nueva implementación de una funcionalidad en una app, para lo que realizamos una cohorte diaria de usuarios que accedieron a esa nueva feature por primera vez y la volvieron a visitar-utilizar durante los siguientes 10 días.

Analizando e interpretando los datos de la siguiente cohorte podemos observar:

  • El día siguiente del lanzamiento volvió a utilizar la feature nueva un 33,9% de los usuarios que accedieron a esta, y que en los grupos de usuarios que entraron durante os días 29 y 30 el porcentaje de retención posterior fue mayor.
  • Observamos también que a partir de todos los usuarios(11.548) que accedieron a la nueva funcionalidad, a partir del día 1 se tiene una media de retención de un 27% y con el paso de una semana se reduce hasta un 12,4%.

¿Cómo y cuando medir cohortes?

Realizar un análisis de cohortes requiere tiempo y recursos, por lo que es recomendable hacerlo con un propósito y objetivo claros en mente. Realizar un análisis de cohortes «porque sí» podría no ser la mejor estrategia, por lo que es recomendable incluirlo en el siguiente flujo de pasos para que las cohortes que obtengas tengan un sentido global.

  1. Definir el objetivo: Antes de empezar, siempre define claramente qué aspecto del comportamiento de los usuarios deseas analizar. Puede ser la retención, la conversión, el abandono u otro comportamiento clave, pero deberías deifnir uno.
  2. Seleccionar la métrica y los criterios de cohortes: Decide qué métrica o KPI deseas analizar (por ejemplo, retención semanal) y los criterios que usarás para agrupar a los usuarios en cohortes. Los criterios podrían ser la fecha de registro, fuente de tráfico, ubicación geográfica, etc.
  3. Crear las cohortes: Utiliza una herramienta de análisis, como Amplitude o Google Analytics(esta segunda es gratuita y “fácil” de usar, para lo que deberás ir a la pestaña Explorar y seleccionar la plantilla de Exploración de cohortes y crear una cohorte), para crear las cohortes basadas en los criterios seleccionados. Esto dividirá a los usuarios en grupos según sus características compartidas.
  4. Observar la evolución: Analiza cómo se comportan las diferentes cohortes a lo largo del tiempo. Mira las tendencias y las diferencias en el comportamiento entre las cohortes definidas.
  5. Identificar patrones y oportunidades: Examina los patrones que surgen en términos de retención, conversión u otros comportamientos en los que estés interesado y que por supuesto estés analizando. Identifica oportunidades para mejorar el rendimiento de las cohortes, y así poder abordar y plantear hipótesis apoyadas en datos que mejoren la experiencia de esos grupos de usuarios.
  6. Guarda tus análisis: Si encuentras datos útiles, guárdalos para futuras referencias.
  7. Comparte tus análisis: Si crees que es necesario, comparte los resultados con otros miembros de tu equipo, recuerda que este conocimiento acerca de los usuarios de un producto digital puede generar una mejor comprensión en muchas otras áreas.

Diferencia entre análisis de cohortes y segmentación

Aunque puedan parecer similares las cohortes y los segmentos no son los mismo. El análisis de cohortes se centra en el comportamiento de grupos a lo largo del tiempo, la segmentación se centra en la identificación y el entendimiento de subconjuntos específicos de usuarios para una personalización más efectiva. Ambos enfoques son interesantes en términos de comprensión de usuarios para la toma de decisiones basadas en datos, y una no sustituye a la otra.

Comprender las cohortes para mejorar la UX

Las cohortes son una herramienta poderosa en el campo de la Experiencia de Usuario. Al comprender las características y necesidades de diferentes grupos de usuarios, los diseñadores pueden adaptar la experiencia de manera más efectiva. Esto implica personalizar la interfaz, ofrecer contenido relevante, optimizar los flujos de usuario y solucionar problemas específicos que afecten a cada cohorte. Al utilizar cohortes en el diseño UX, se busca mejorar la usabilidad, aumentar la satisfacción del usuario y lograr una mayor retención.

Conclusión

Las cohortes son una herramienta esencial en el diseño de UX, ya que nos permiten comprender mejor a los usuarios y adaptar las soluciones a sus necesidades específicas. Al analizar las cohortes, podemos obtener información valiosa que nos ayudará a optimizar la experiencia, mejorar la usabilidad y lograr una mayor satisfacción del usuario. Al utilizar cohortes en el diseño de proyectos y productos digitales, estamos un paso más cerca de ofrecer experiencias excepcionales que realmente conecten con los usuarios.

Más enlaces de interés:

https://www.wallstreetmojo.com/cohort-analysis/

https://www.appcues.com/blog/cohort-analysis

https://userfront.com/guide/cohort-analysis

https://uxmag.com/articles/using-cohort-analysis-to-optimize-customer-experience


Óscar López Poveda

Diseñador UX/UI y de producto digital.

Soy Óscar López y vivo diseñando y creando ideas, me encanta descubrir, aprender y compartir todo lo que aprendo sobre entornos, productos digitales y UX. Me apasiona el diseño y siempre estoy abierto a apuntarme a un «bombardeo» de poryectos y descubrir personas que les apasione el mundo digital.

Recibe todas las semanas contenido de calidad sobre Diseño UX y UI en tu mail👇🏼👇🏼

Sigue leyendo...

  • Método SCAMPER

    Una vez que has identificado un problema a resolver y lo has analizado lo suficiente como para comprender su contexto…
  • Pruebas de usabilidad

    Las pruebas de usabilidad juegan un papel fundamental en el diseño y desarrollo de productos físicos y digitales, a través…
  • Atajos de teclado en Figma

    Si eres diseñador digital y trabajas en el mundo de producto digital…. fijo que conoces y utilizas Figma. Como en…